Tags

Related Posts

Share This

SIRENAS ¿MITO O REALIDAD?

El cuerpo de las sirenas, a pesar de que vivían en los océanos y de lo que tradicionalmente se ha representado, estaba formado por un cuerpo de ave y un rostro de mujer, por lo tanto, no tenían aletas, sino alas. Las sirenas detentaban una voz de inmensa dulzura y musicalidad y se prodigaban en cantos cada vez que un barco se les acercaba, por lo que los marineros, encantados por sus sonidos, cuando no podían huir de ellas se arrojaban al mar para oírlas mejor pereciendo irremediablemente. Sin embargo, si un hombre era capaz de oírlas sin sentirse atraído por ellas una de las sirenas debería morir. Fue esto lo que propició el héroe Odiseo, más conocido como Ulises. Cuando Odiseo estaba viajando en barco en una de sus muchas hazañas halló a las sirenas y para evitar su influjo ordenó a sus tripulantes, según consejo de Circe, que se taparan los oídos con cera para no poder escucharlas mientras que él se ató al mástil del barco con los oídos descubiertos. De esta forma, ninguno de sus marineros sufrió daño porque no oyeron música alguna mientras que Odiseo, a pesar de que había implorado una y otra vez que lo soltaran se mantuvo junto al poste y pudo deleitarse con su música sin peligro alguno. En consecuencia, una de las sirenas tuvo que perecer y esta suerte le sobrevino a la sirena llamada Parténope. Una vez muerta las olas la lanzaron hasta la playa y allí fue enterrada con múltiples honores. En su sepulcro se instaló después un templo. El templo se convirtió en pueblo, y finalmente el lugar donde fue enterrada esta sirena se transformó en la próspera Nápoles, llamada antiguamente Parténope. También existe otra leyenda acerca de las sirenas que afirma que los Argonautas también sobrevivieron a su influjo porque Orfeo, que les acompañaba, cantó tan maravillosamente que anuló completamente su seductora voz.

EL ORIGEN DE LAS SIRENAS

Difícil es dilucidar el verdadero origen de las sirenas. Dejando a un lado a las antiguas sirenas con forma de mujeres-ave, se dice que la primera mujer-pez conocida fue Atargatis, la diosa de la luna, protectora de la fecundidad y el amor. Atargatis, perseguida por Mopsos, se sumergió en el lago Ascalón con su hijo, y se salvó gracias a su cola de pez. Esta leyenda se confunde con la de la diosa siria Derceto, que también se arrojó a las aguas del mismo lago, después de matar a uno de sus sacerdotes y abandonar a la hija de ambos en el desierto. Derceto recibió la cola de pez como símbolo de su pecado, y su hija, criada por las palomas, se convirtió en Semíramis, reina de Babilonia.

También puede encontrarse una semejanza con las sirenas en la diosa Afrodita, hija del semen de Zeus convertido en espuma de mar, que fue diosa del amor y protectora de los marinos. Su espejo ha sido heredado por toda la estirpe de sirenas.

Para buena parte de los sabios griegos, sin embargo, las sirenas tienen por padre a Aqueloo, un río personificado en figura de hombre con cola de pez. En cuanto a la madre, la confusión crece: puede ser la diosa de la memoria, o alguna de sus hijas, las musas. Quizá las sirenas sean hijas de la Elocuencia, de la Danza, de laTragedia o de la Música. Hasta podrían ser hijas de Ceto, la ballena.

Hace días vimos un documental de Animal Planet en donde explica el origen de las Sirenas (mujeres), Tritones (hombres), en donde se explica que el humano en su evolución se fue hacia el mar y otros se adentraron al bosque, y el gobierno de Estados Unidos ha hecho lo  imposible por mantener en secreto la existencia de las Sirenas. Pero ¿Como podriamos apoyar esta teoria que el humano evoluciono hacia el mar?

Si podemos comparar la evolución de las ballenas con las de las sirenas podríamos tener una idea más amplia los hallazgos pasados de fósiles han apuntado a un grupo de ungulados extintos hace mucho tiempo llamados mesoníquidos, pero los datos moleculares indican que son los hipopótamos (que provienen de los artiodáctilos) los parientes vivos más próximos de las ballenas.

Los huesos de los tobillos de 2 ballenas antiguas descubiertas hace poco refuerzan la teoría del origen artiodáctilo. Se han descubierto pistas genéticas únicas que solo comparten las ballenas y los hipopótamos, lo cuál es señal de la existencia de un ancestro común.

Existen descubrimientos de características particulares que adquirieron las ballenas durante toda su evolución que son realmente sorprendentes, por ejemplo, el desarrollo de un oído subacuático por etapas. Sus ancestros de hace 50 millones de años carecían del relleno adiposo que se extiende hacia el oído medio y que presentan los actuales cetáceos, lo cual connota características de que fueron terrestres. Después, la mandíbula se adaptó para recibir sonidos, y el melón evolucionó solo en las ballenas dentadas. Las extremidades posteriores que ayudaron a los ancestros cuadrúpedos y terrestres de las ballenas a desplazarse se convirtieron en simples muñones.

Las ballenas también han evolucionado su respiración: en cada respiración intercambian cerca del 90 % del aire de sus pulmones (los humanos intercambiamos cerca del 15 %).

Más de 80 especies vivas de mamíferos están clasificadas dentro del orden de las ballenas o, como denominaría un taxónomo, los cetáceos. Semejante evolución resulta por momentos increíble pero ¿Podría ser algo parecido a lo que le paso al hombre y su evolución en sirenas?

Nos enfrentamos a una realidad en la que el humano tiene que entender que todo lo que está en este planeta está conectado entre si y si no le encontramos una relación a estos temas con la realidad más nos costara ver la verdad de las cosas.

¿Será que existimos en un mundo donde los seres Mitológicos o Mágicos podrían vivir entre nosotros? o ¿Es otra fantasía creada por el hombre para poder llenar ese vacio con la imaginación y la necesidad de poder apreciar estos sucesos haciéndolos reales? Júzguenlo Ustedes mismos.

.

.

.

Imagen de previsualización de YouTube

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS